¿Por qué se dice que una casa esta cargada enérgicamente?

Según los expertos, hay ciertos síntomas que se pueden evidenciar para notar si una casa está cargada de energías negativas. Éstas se van acumulando por diferentes razones.

Nosotros reconocemos que cada casa lleva su propio karma: los efectos de las actividades que tuvieron lugar en él en tiempos pasados.

Desorden y suciedad por períodos largos de tiempo.

Acumulación de cosas sin uso, especialmente en esquinas.

Traer artefactos o artículos al hogar de procedencia desconocida.

Espejos antiguos que hayan sido testigos de algún evento no recomendable para la vida saludable, etc.

Tristeza y soledad.

Muchas personas que ya se fueron…

Lo anterior son sólo algunas de las causas que pueden provocar acumulación de energía negativa al interior del hogar y que puede afectar a sus moradores tanto en salud, alteraciones de la conducta, desacuerdos, divorcios, escasez, pesadillas, etc.

Para determinar si nuestro hogar está con estas energías, los expertos mencionan ciertos indicios a los cuales hay que poner atención:

Estos efectos continúan aun cuando los habitantes de la vivienda la hayan dejado, y afectarán a la prosperidad de los nuevos inquilinos.

Las causas por las cuales una casa se carga y atrae espíritus son las siguientes:

1.- Hechos desagradables dentro del hogar: gritos desmedidos, continuos desacuerdos.

2.- Gente que no tiene buena salud, durante mucho tiempo.

3.- Practica de máncias donde se invoquen energías del bajo astral.

4.- Durante muchos años: quejas continuas, lamentos, negatividad, pesimismo y cualquier sentimiento que libere energía negativa.

5.- Eventos intensos que terminan fatal.

6.- Hacinamiento, desorden, suciedad, cosas o muebles antiguas, espejos antiguos que hayan estado en lugares donde ocurrieron hechos negativos (estos absorben energías negativas y bajos astrales).

7.- El acumulamiento de aparatos eléctricos en un mismo lugar o habitación.

8.- Que la casa se haya construido encima de: un cementerio, de restos arqueológicos,  funerarias, hospitales, psiquiátricos, geriátricos, cárceles, tanatorios, o sanatorios.

9.- Que alguien haya hecho un “trabajo” de magia dentro del piso, de la casa o en la finca de la misma.

10.- Que haya mucha gente con pensamientos negativos dentro del hogar.

11.- Que entre en nuestro hogar gente que nos envidia nos quiere mal, eso también nos carga la casa y mucho.

12.- El desorden y la suciedad exagerada a largo plazo carga la casa atrayendo a seres.

13.- El prender cirios o velas en nuestro hogar por nuestros seres queridos que ya se fueron los atrae, si queremos encender velas especialmente para ellos solo debe hacerse en iglesias, jamás en nuestro hogar a no ser que sean velas o velones de petición con propósitos para nosotros mismos (abre caminos amor trabajo salud etc.) estos si se deben encender dentro del hogar.

14.- Las cenizas de los familiares no se deben tener dentro del hogar.

15.- Que haya vivido mucha gente anteriormente en ese hogar y nunca se haya hecho una limpieza.

16.- Casas viejas de mas de 20 años de antigüedad donde han vivido nuestros abuelos, o bisabuelos, es bastante probable que se aferren a sus casas y a sus objetos quedándose allí por bastante tiempo, o para “proteger” a algún ser querido al que estaban muy apegados en vida y que siga viviendo en esa casa.

17.- Sótanos, bodegas, trasteros, al ser lugares cerrados, oscuros y con falta de luz natural se vuelven lugares sucios energéticamente, muy fríos y sino se pone nunca incienso ni se ordena ni se limpia allí atraen a seres.

18.- No se debe en trrar animales dentro de nuestra casa o finca pues podría atraer a otros espíritus de animales, etc.

19.- No se debe tener en casa animales disecados decorativos pues cargan negativamente la casa.

20.- Objetos rotos, ropa o calzado que no usemos tampoco se debe tener dentro de la vivienda, pues a largo plazo cargan la casa.

Los residuos de energía negativa, generalmente son conservados durante muchos años en determinados lugares y objetos que en la actualidad producen malestar en quienes habitan, trabajan o estudian allí.

Pueden afectar la salud, las conductas y actitudes de los miembros de una familia o de una empresa.

En muchas ocasiones éstas energías provocan pesadillas, pérdida del sueño, alucinaciones, pueden generar alteraciones de la conducta de los residentes de un lugar, ocasionando discusiones, desacuerdos, divorcios y la imposibilidad de llevar una vida normal y productiva (existen casos extremos donde éstas alteraciones terminaron en la enajenación mental de las personas afectadas) y otros trastornos.

Señales de que un lugar esta cargado con espíritus (casas pisos o locales) y requiere una limpieza :

Mucho frío siempre en su interior debido a la presencia de seres.

Escuchar ruidos, susurros, voces, pasos, etc.

Ver luces o sombras.

Mal olor fuerte sin motivo aparente.

Los objetos aparecen en otro sitio diferente al que los dejamos como si alguien los moviese.

Se estropea todo a la vez una cosa tras otra principalmente los electrodomésticos.

Se rompen los objetos sin estar viejos ni muy usados.

Las personas que conviven dentro tienen desacuerdos, siempre sin parar, es imposible que reine la armonía.

Nerviosismo dentro del lugar (sea casa piso o local), llantos sin saber el motivo, dormir mal siempre, cansancio excesivo.

La económica empieza a declinar, si es un negocio los clientes se alejan.

Bajones emocionales, sentirse solo.

Sensación de ser tocados mientras dormimos. Como si se sentaran en la cama o encima de nuestro cuerpo.

Sensación de dolores de cabeza muy intensos, que no se deben a ninguna causa médica, o que no desaparecen ni con analgésicos.

Algunas cosas desaparecen inexplicablemente y a veces vuelven a aparecer, de forma ilógica.

Sensación de presión en una habitación, dificultad al respirar, presión en el pecho, dolores de cabeza sobre todo en la coronilla, cansancio excesivo, dolores de espalda.

Mala salud a la que los médicos no encuentran explicación ni motivo.

Humedades en las paredes y techos por mas que se pinte vuelve a salir muchísima humedad y moho.

Las plantas van abajo todas, se van rápido.

Los animales están muy inquietos y enferman seguido pudiendo incluso se van sin ningún motivo , pues ellos ven a los espíritus.

Si hay bebes en la casa lloran mas de lo normal, especialmente los niños se vuelven muy rebeldes les cambia totalmente y de manera muy repentina el carácter enfrentándose a sus padres.

Una casa limpia es un lugar sano, un lugar armonioso energéticamente en el que de agrado vivir.

Una casa cargada con espíritus o simplemente de energías negativas hace que nuestra aura se debilite y nos sintamos muy cansados , a largo plazo las cosas nos van muy mal pudiendo incluso en casos mas graves hasta tener gran malestar. Por eso es muy importante tener el hogar limpio espiritualmente y las personas que conviven en él.

En próximos post vamos a poner diferentes formas de limpiar la casa según los diferentes problemas que se encuentren en ella.