¿Crees que sabes que le gusta a tu pareja en la intimidad?
Salvaje, divertido, con ternura, rápido o con paciencia, cada signo tiene una forma particular de vivir una noche de fuerza.

Tal vez estés errado o errada. Si no existe la suficiente comunicación entre ambos puede haber “secretos íntimos” que esa persona que adoras no se atreve a confesarte, tal vez por temor a ser mal interpretado o por algún tipo de prejuicio o de acondicionamiento mental basado en sus costumbres, educación, tradiciones familiares o religiosas; en fin, a muchos factores.

Sin embargo, ignorar esas “recomendaciones zodiacales” muchas veces causa frustración a la hora del relaciones fisico-amorosas o peor aún, ¡mueven a tu pareja a buscarlo en otro lado!

Si aún no conoces qué espera tu pareja en la cama y cómo prefiere vivir la fuerza aquí están los secretos signo por signo.

ARIES.

El punto sensible de los arianos está en su cabeza. No hay nada que les guste más que les acaricien esa parte del cuerpo y sobre todo que les “soplen” en las orejas, las muerdan suavemente y jueguen con sus cabellos ensortijándolos, enredándotelos en el cuerpo, si los tienen o con su cabeza rapada si ese es el caso.

Si ambos están de acuerdo y van a jugar a “quien puede más” no te olvides tratar de dominarlo, es algo que va contra su manera de ser y le excitará mucho tratando de superarte y demostrar que ¡el Número Uno no eres tú!

TAURO.

Los nativos de Tauro han hecho del cuello y la garganta una especie de fetiche. Los besos muy prolongados, las caricias y aire caliente en el cuello, los masajes corporales con aceites fragantes antes y después de la intimidad los enloquecen.

Muchos Tauro aspiran a ser “mordidos” en la nuca o la garganta, suavemente, pero para hacerlo hay que saber la intensidad con que se hace para no lastimar y convertir un acto agradoso en una molestia.

GEMINIS.

Siendo un signo mental y comunicativo por excelencia a Géminis le interesa mucho el juego de palabras, la insinuación inteligente, decir que se va a hacer algo, y hacer lo contrario. Los besos profundos, prolongados, húmedos y llenos de fuerza, pero sorpresivos, como “robados” causan mucho deleite a los geminianos.

Sus hombros y brazos son su orgullo, tanto en el hombre como en la mujer, no debes dejar nunca de acariciarlos y alabarlos. No hay nada más excitante que pasar una loción por esas extremidades mientras se escucha una música apropiada.

CANGREJO.

La vida fisico de Cangrejo está muy ligada a la Luna, su regente, y al relaciones fisico-amorosas tántrico. No hay nada más activante que ese paseo de noche, al lado del mar, ¡como cangrejos que son! Una intimidad en la que se prolongue el tiempo de los juegos previos antes de llegar a la culminación fisico.
Preguntas fuera de lugar Una pregunta incómoda también puede arruinar.

Todo lo que tenga que ver con la piel, caricias, apachuchos de oso, mucha ternura y sobre todo ir poco a poco, de forma indirecta, nunca decir “vamos a hacer el amor” sino irlo insinuando para alimentar su fantasía de estar conquistando a alguien por primera vez.

LEO.

El abdomen, la región del vientre debajo del corazón es un punto irresistible para los Leo y las Leo. Intenta aceites aromáticos en esa parte del cuerpo, masajes que estimulen la circulación y la imaginación.

Leo aprovecha cuando le tratan como un rey o una reina y si quieres hacerle feliz compórtate como un “súbdito fiel” durante una fantasía amorosa en un juego fisico que puede resultar muy divertido si se hace bien, y por supuesto, los dos están de acuerdo.

VIRGO.

Hay ciertas partes del cuerpo que se consideran “tabú”. Sin embargo, el quiero de que sean “exploradas” es una fantasía que siempre te acompaña. Pregunta, o más bien, haz sin preguntar, y verás los resultados.

Lo mejor que se puede hacer en esos casos es ir “poco a poco” e irse ganando la confianza de la pareja para realizar esos avances que tal vez se hayan considerado de una forma errónea debido a la formación de la persona o su tradición familiar o religiosa. Por supuesto, todo esto siempre es cuando los dos miembros de la pareja se sientan dispuestos a “experimentar”.

LIBRA.

¡Amor disfrazado! Una sección de “strip tease” en la que tu pareja danza y baila para ti encima de una mesa, con ropas de las cuales se va despojando poco a poco al ritmo de la música en el mejor estilo de un “table dance”.

Baños de espuma en bañeras repletas de pompas de jabón, o mejor aún, si se dispone de un “jacuzzi” donde se puede hacer todo sin tener que salir del agua. Una escapada de fin de semana a un hotel o un spa privado donde se convierte en una estupenda segunda Luna de Miel.

SAGITARIO.

¡Amor al aire libre! Siendo un signo amante de la naturaleza y el deporte muchos sagitarianos sueñan secretamente con ese paseo por un bosque, campo, playa desierta, donde puedan hacer el amor en medio de la naturaleza, con el cielo como testigo y la Luna como curiosa.

Un paseo en un bote, donde puedan estar “en traje de Adán y Eva sin las hojas de parra” constituye otra de las fantasías sagitarianas que no siempre se pueden realizar, pero cuando se logran realizar se recuerdan por muchos años y revitalizan la relación.

CAPRICORNIO.

Metódicos y disciplinados los capricornianos tienen una gran dosis de agrado oculto que no manifiestan abiertamente para no dar su brazo a torcer. El gran juego consiste en descubrir esa fantasía que no confiesan.

Una vez detectada te asombrarás de la forma en que la racionaliza “esto lo voy a hacer solamente hoy, por ti”, pero luego te percatas que la gusta mucho, lo aprovecha, y lo anterior fue solamente un pretexto para disimular algo que está dentro de su propia naturaleza.

ACUARIO.

¡Amor en el aire! Los acuarianos innovadores, revolucionarios e inventivos tienen esa fantasía oculta. ¡Amar en un avión! Encerrarse en la cabina con su pareja y tener una relación rápida, pero siempre quiere algo atrevido.

También su imaginación vuela hacia el uso de “juguetes fisicoes” que crean sorpresa y un estado de alboroto especial para ver cómo se usan, qué se puede lograr con ellos y sirven en muchos casos de gran ayuda cuando alguno de los dos, debido a ciertas circunstancias, no puede “funcionar” como quierera en un momento determinado.

PISCIS.

Muchos piscianos o piscianas no se atreven a decirle a su pareja que les gustaría tener una fantasía fisico en la que uno de los dos fuera “dominado” por el otro.

Una especie de juego con alguna ropa negra y una máscara al estilo “Batman” que estimule su imaginación y le haga sentir algo diferente, una sensación de sumisión voluntaria frente a su pareja, claro, solamente a la hora de la intimidad y como un juego entre ambos. También los pies son extremadamente importantes.