Estos mensajes están especialmente creados para llamar a los Ángeles que traen dinero. Los ángeles también te pueden ayudar para: dinero rápido en caso de extrema quieras y otros se ocupan de la prosperidad y temas de inversión.

Hay muchos seres angélicos diferentes que tu pueden traer riqueza de todo tipo. Algunos se especializan en trayéndote plata rápida y otros se ocupan de la prosperidad y temas de inversión. Aun así, otros ángeles pueden protegerte de acreedores y despedidos y también ayudarte a mantener comida sobre la mesa.

Azazel « Este ángel te puede traer dinero o lo que necesites para sostenerte. Azazel salva aquellos en las situaciones las más desesperadas que se sienten sin esperanza. Reza a este ángel cuando sientes muy desesperado y te quedas sin recursos.

Barachiel « Este ángel, que se representa portando una cesta de pan, puede asegurarse de que tengas siempre pan sobre la mesa y no necesites nada más en la vida.

Chamuel « Este ángel de amor puro que, cuando llamado, puede asegurarse de que tengas todo lo que necesites para estar feliz cada día. Reza a él si no quieres preocuparte más del dinero.

Gabriel « Este ángel te puede dar la inteligencia, disciplina, y buen sentido que necesarios para ahorrar dinero por mucho tiempo. Él es un buen ángel a rezar a para ahorrar para una educación o comprar una casa.

Cagiel » Estrictamente hablando, él es asociado con peces y agua. Peces en la historia cristiana simboliza la fe y prosperidad.

Harut « Este ángel te protege de la brujería de los rivales en negocios.

Israfel « Este ángel te puede dar el tipo de previsión que requieres para hacer negocios y ganar mucho dinero por ayudarte a ver el panorama general.

Jhudiel « Él es consejero y protector por todos aquellos que trabajan en posiciones de gran responsabilidad y se asegura que el dinero se gana de manera ética.

Jophiel « Este ángel de iluminación puede ayudarte a ver el panorama general de la futura de tu negocio o carrera y a hacer decisiones difíciles si llegues a un punto decisivo un tu vida.

Malik « Este ángel islámico te protege contra malos negocios, inversiones terribles, y ser demasiado impuesto. Es un ángel que impide los problemas y protege diseñadores de políticas. Se ocupa mucho con las prácticas éticas del negocios.

Metatron « Este ángel es escriba en el cielo y te puede ayudar a mantener archivos precisos en tu negocio.

San Miguel « Este ángel puede proteger tu negocio contra los ladrones y hacer que tus acreedores te tengan piedad de ti.

Rafael « Rafael es un arcángel mayor que tiene piedad de los pobres y ayuda a mantener comida sobre la mesa y medicaciones necesarias y tratamientos de salud fácil de conseguir para todos que piden su ayudo.

Uriel « Este arcángel mayor es el ángel de paz y ayuda a asegurarse de que todas tus relaciones del negocio van sin problemas.

Zadkiel « Reza a este ángel de alegría si tienes dificultades con dinero o problemas legales en tu negocio. Se identifica con la justicia y clemencia, y elimina sentimientos de descontento.

ORACIÓN A LOS ÁNGELES DE LA PROSPERIDAD PARA RECIBIR BIENES Y FORTUNA

Gloriosos ángeles de Dios
que veláis por nuestro bienestar
derramando en los humanos

bienes y bendiciones abundantes
para que no carezcamos de ningún bien.

Yo os amo y os alabo,
agradecido, por todos dones
que se que recibiré de vosotros
para mejorar mi presente y mi porvenir.

Angeles de la Prosperidad,
benditos y bendecidos por Dios,
¡acudid a mi llamada!

abridme las puertas que han de conducirme
a la fortuna, la abundancia,
el éxito y la prosperidad.

Alejad de mi la miseria y la quieras,
que mi camino esté lleno de oportunidades,
que la buena suerte me sonría,
que la felicidad llame a mi puerta,

que el éxito en mis empresas sea constante,
que mis esfuerzos siempre obtengan recompensa,
que la vida sea un bendición para mí y los míos,
que sea un canto de alabanza a vosotros,

por tantas gracias recibidas.
Angeles de la Prosperidad,
sois la alegría de mi vida,
y con vuestra protección y ayuda

estaré a resguardo de la maldad,
de la miseria y de todo mal.

Benditos y alabados seáis ahora y siempre,
llenando mi vida de felicidad, de paz y sosiego,
pues con vosotros a mi lado, de nada careceré,
y un brillante futuro se abre ante mí.