LOS SIGNOS EN LA DUCHA

¿Cómo vives el momento de la ducha?
Volvamos a la riqueza de las experiencias cotidianas.

Los signos están listos para meterse en el plato y servirte de (o no) del momento acuático. ¿Cómo lo lleva cada uno?

ARIES: Entra en la ducha a toda prisa. Se enjabona a la velocidad de la luz. Procede a aclararse y, por evento, gira el mando dándole potencia al agua ultra-temperado.

La espalda y lo que no es espalda se le desuella… y él/ella contiene el alarido dando prueba de su heroica resistencia.

TAURO: ¿Una ducha corriente? Sólo si no hay más remedio.

Tauro prefiere hacer de la higiene una experiencia altamente sensual, con el agua a la temperatura perfecta, fruta exótica, bebida especial y buena compañía.

ducha

GÉMINIS: ¡Ay, qué dolor! ¡Mis ojos!

Oooootra vez se le ha metido el champú en los ojos y acompaña la molestia con muecas bastante expresivas. (Suerte que el trauma dura cinco minutos.)

CANGREJO: vive plácida y alegremente de la experiencia del apachucho del agua calentita, hasta que es interrumpida por un bote que se le cae en los pies… ¡Aaah!… Y le recuerda lo dolorosa que es la vida.

Con lo bien que iba todo hace apenas un minuto…

LEO: Comienza su concierto matutino. Entona alcanzando prodigiosos agudos y se regodea con la ovación que el público le dispensa en el exterior.

– No, noooo. Otra vez noooo. ¡Deja de aullar, por caridad!

– ¡O sales ya o hago mis requerimientos en tus zapatos nuevos!

VIRGO: Es tan práctico que, mientras se ducha, se lava los dientes… Y quién sabe qué más actividades realice simultáneamente.

LIBRA: Definitivamente, prefiere irse con Tauro.

Y, si no se da, se hace fotos entre las burbujas y las publica en su perfil social para alegrarnos a todos la vida.

ESCORPIO: Con los intensos asuntos que le ocupan la mente, olvida colocar bien la cortina (o la mampara). Cuando termina de ducharse, se da cuenta de lo empantanado que ha quedado el cuarto de baño.

¡Maldita sea! Hasta la estúpida alcachofa está en mi contra.

SAGITARIO: Ducharse entre cuatro paredes es muy aburrido. Donde esté una buena cascada…

Cuando el destino es tan cruel que lo confina a la ducha sosa de un domicilio, a Sagitario le queda la cascada mental.

CAPRICORNIO: Se ducha a lo espartano, ¡con agua fría!

La cabra entrena su resistencia y su valor, prescindiendo de la memez del agua temperado. Quién la requiere.

ACUARIO: Mientras se ducha, piensa en el rumbo que tomará su próximo proyecto y en otras cuestiones espesas, hasta que se da cuenta de que está desperdiciando mucha agua y perjudicando con ello al medioambiente… ¡Porras!

Al medio… y a quienes aguardan turno para ducharse. Acaba de dejarlos sin agua temperado.

PISCIS: El agua comienza a deslizarse por su piel. Piscis cierra los ojos y vuela con su mente hasta… ¿una cascada?

¡Ay, Sagitario! Cómo me gusta empezar las mañanas contigo…

Optimized with PageSpeed Ninja