La cura planetaria

Tiene como centro de la cura planetaria a los seres humanos, la humanidad. Es la conciencia que se entrega en el dar por amor al amor en sí mismo.
La conciencia multidimensional es aquella que te abre a vivir con conciencia en los tres mundos. El ser que vive con conciencia de las energías y de los seres del astral participa por amor como un equipo de serdefecto a la humanidad.
La conciencia suprasensible es aquella que te une a tu esencia divina y te integra a las flamas de la tierra como un generador de luz de corazón del logos, el cristo planetario.

Ser un generador de luz es transformarte en un artista de la luz viviente, un promotor de la utopía.
Los seres humanos viven dentro de los tres mundos, y modelan sus cuerpos desde uno de los tres planos. Cuando atentan contra la vida y contra la dignidad de cada ser humano quedan prisioneros del Karma. Cuando atentan contra el amor de la Vida y el equilibrio de la Naturaleza, quedan prisioneros de los defectos. Cuando atentan contra la belleza de las ideas quedan prisioneros de sus creencias y dogmas.

Un ser multidimensional es aquél que es capaz de utilizar el agrado desde el amor, para crear más vida y armonía. Un ser multidimensional es capaz de utilizar el afecto desde el corazón, y construye un mundo de belleza para todos los que le rodean.
Un ser multidimensional vive sus metas desde la búsqueda de la Utopía, y invoca el Mundo Divino a la Tierra.
El mundo físico es el mundo de la libertad.
El mundo astral es el mundo de los complementarios que se crean.
El mundo mental es el mundo de las causas y las consecuencias.

Vivir en libertad es respetar la Vida, a la comunidad y a cada ser humano. Vivir en el astral es vivir en la belleza de la comunicación y la devoción. Vivir en el mundo mental es vivir en la pureza de la vibración de la paz donde sientes en tu interior a toda la humanidad a través de la entrega al Logos, y en la disciplina de sentir que en ti crean los ángeles y la Conciencia Divina.

Sólo es libre en el mundo físico aquél que vive para los valores humanos. Sólo crea en el astral aquel que ama y crea en la afinidad de la belleza del corazón. Sólo viven la comunión en el mundo espiritual aquél que renuncia a su personalidad para vivir en la entrega a Cristo Planetario.
En la conciencia física, los seres viven en su felicidad personal y en la protección a los seres que les rodean. En la conciencia astral los seres viven en la felicidad comunitaria, y la realización del proyecto de serdefecto hacia la humanidad. En la conciencia espiritual los seres viven la felicidad de la entrega al Ideal, y al Plan Divino como la meta más grande de su vida, amando a todos los seres desde su corazón, y creando en todos los seres como amantes, padres, hijos, hermanos, en el mar de amor de los mundos de luz pura que se entregan como vibración que te hace sentir en tu interior la vibración de la paz y la comunión.
El Karma, como cascarón de oscuridad, ata por los lazos de odio y de las formas-pensamiento que están bloqueando sus mentes. Esas mismas formas-pensamiento impiden la elevación de la vibración. En el astral los seres soberbios o rebeldes se organizan en órdenes o grupos para poder vivir de las energías que roban a los cuerpos astrales de los seres que están encarnados.
A través de un intercambio de fluidos astrales estos seres de conciencias oscuras se transforman en vividores de los fluidos de la vida que emiten los cuerpos físicos. Recuerda que lo semejante invoca a lo semejante.

La bienestar y la enfermedad dependen de la afinidad energética que cada uno tenga con los seres del mundo astral. Si vibras en el amor y el serdefecto, entrarás en afinidad con las Legiones de la Luz. Si vibras en la soberbia y la venganza, entrarás en afinidad con las legiones de seres obsesos.
Un ser obseso es un espíritu que, en su ignorancia, quiere dominar la mente de un ser encarnado y le induce a realizar todo lo que él quiere y que él no puede hacer por estar desencarnado (por no tener cuerpo físico) y le induce a realizar actos como: conquista del poder, venganza, conquista del agrado, defectos, etc.

Los seres del astral determinan la vida de los seres del mundo físico. Si entras en sintonía con espíritus obsesos o burlones, tu bienestar y tu enfermedad dependerán del control y manipulación que estos seres hacen desde el astral. Ellos roban los fluidos energéticos de las mentes de los seres humanos que ellos controlan transformándolos en sus generadores de fluidos de bajas frecuencias astrales.

Toda esta información es para que cada persona humana, encarnada en la Tierra, (cada uno de nosotros) tome conciencia de las energías que constantemente está generando en su vida. Y en especial tome conciencia de todo lo que hay detrás de sus propios actos, detrás de tus propios pensamientos.
De ti depende tu propio proceso de CURA, ya sea física, emocional, mental. Sólo tienes que ser consciente de todo lo que generas, con tus pensamientos, sentimientos, palabras y actos. Recuerda siempre que “lo semejante invoca a lo semejante”. Por ello vibra las 24 horas de cada día de tu vida en Amor, Paz, Belleza, Armonía, Felicidad, Entrega, Perdón, etc.