Hoy hablaremos sobre el Fosfenismo, unas técnicas utilizadas para aumentar nuestras capacidades cerebrales por medio de la luz, desarrolladas por el doctor Lefebure.

La palabra Fosfeno proviene del griego «phainein» que significa «aparecer» y también «brillar».

Los fosfenos, se obtienen con cortas observaciones de una fuente luminosa adecuada y que persisten durante tres minutos. Utilizamos esencialmente la categoría de fosfenos que los oftalmólogos flaman «imágenes de persistencia retiniana» o «postimágenes», que se pueden provocar de varias maneras.

Los fosfenos están constituidos, especialmente, por movimientos y ritmos. Son el reflejo amplificado de nuestro funcionamiento cerebral.

Nos muestran exactamente cómo funciona nuestro cerebro, el trabajo rítmico de sus dos hemisferios. La atención, la memoria, la reflexión, están en función de la regularidad de la alternancia cerebral

Constituyen un verdadero acelerador de los procesos mentales. Nos permiten ejercer una acción directa sobre nuestro propio pensamiento, su contenido, su calidad, su organización; en suma, optimizar el rendimiento de la reflexión y de toda actividad intelectual.

La luz solar, es una energía que produce sincronizaciones entre las células cerebrales, acelerando y amplificando los procesos psicológicos. De forma que mirar fijamente durante un corto período una fuente luminosa adecuada, aporta una energía suplementaria al conjunto de la masa cerebral, lo cual mejora las capacidades mentales (memoria, concentración, ideación, creatividad, iniciativa, etc.), es decir, la inteligencia en su conjunto.

TÉCNICAS:

  • Lámpara fosfénicaEquipada con una bombilla de 75 W, colocada a dos o tres metros de distancia, durante unos 30 segundos. Tras ese tiempo, se apaga la lámpara y, en la oscuridad, se observan simplemente los colores, dejándose llevar sin trabajo por los pensamientos. Al cabo de 3 minutos, se mira de nuevo la lámpara. Se puede realizar antes de ir a dormir y al despertar.
  • El sol: Mirar durante 2 o 3 segundos al sol (sin fijar la vista) y crear la visualización de un rayo de luz haga un recorrido sobre el eje de tu cara en forma lateral (horizontal) o vertical (de arriba para abajo).
  • Reflejos del sol en el agua: La práctica con los reflejos del sol en el agua provoca un aumento de la energía nerviosa, así como una a tope activación mental e intelectual.
  • La luna: También se puede mirar fijamente la luna. Se utiliza la fijación de la mirada en la luna o en sus reflejos sobre el agua o en una superficie reflectante .
  • Fijación de la mirada en las estrellas: La fijación de la mirada en las estrellas se utiliza poco de forma consciente, ya que se tiene tendencia a creer que la intensidad es demasiado débil y que no se puede hacer un trabajo eficaz con los fosfenos estelares. La práctica con las estrellas es también efectiva y produce numerosos fenómenos psíquicos.
  • Las llamas del fuego: La intensidad de la luz y el movimiento rítmico de las llamas activan la creatividad y la invención.
  • Mezcla fosfénica que consiste en mezclar un pensamiento con el fosfeno:
    Esta mezcla se realiza en el tiempo (manteniendo un pensamiento concreto elegido anteriormente durante la presencia del fosfeno), o a la vez en el tiempo y en el espacio (localizando la imagen mental visual o auditiva en el interior del fosfeno). Después de adquirir la energía natural o «artificial» y haber creado (visualizar) un punto en nuestra mente. Seguiremos este punto con el balanceo de la cabeza.
    Cerramos los ojos y seguimos el punto de un extremo a otro en rotación con el balanceo suave de la cabeza. Se realiza durante un minuto cada balanceo.
    El balanceo introduce un ritmo en el pensamiento, creando a su vez un ritmo en la vida interior. La existencia de este ritmo favorece la mejora del funcionamiento del cerebro, y por tanto, la inteligencia mediante uno o varios ritmos apropiados. El balanceo lateral desarrolla de la intuición, y permite liberarse del tensión y de la angustia.

BENEFICIOS:

  • Beneficios generales en la conciliación del sueño. Transformación de sueños en actos concretos.
  • Desarrolla la creatividad y la confianza en uno mismo.
  • Mejora del estado anímico y previene el envejecimiento cerebral.
  • Toma de conciencia interior. Activación de los chacras y canales sutiles.
  • Estimula la conciencia de lo sutil, etéreo y espiritual.
  • Desarrolla la memoria, inteligencia y atención en cosas concretas.
  • Reduce el tensión.
  • Resistencia física
  • Efectos favorables para la bienestar del ojo.
  • Es utilizado a nivel pedagógico por profesionales para tratar la dislexia, disortografía, tartamudez, tensiones de atención y aprendizaje.

Contraindicado para personas con glaucoma o tensión ocular. ( es un aumento de la presión intraocular, por falta de drenaje del humor acuoso, que produce lesiones en el nervio óptico con tensiones en la visión. Si no se detecta a tiempo, puede ocasionar un deterioro progresivo del campo visual y una disminución de la visión o ceguera).

A TENER EN CUENTA:

  • Realizar las técnicas de fosfenos NO MODIFICA NI ALTERA:
    Cataratas, los cuerpos flotantes del humor vítreo, conjuntivitis, La discromatopsia.
  • Puede aparecer rojez o picor en el ojo, que es debido a la vasodilatación de la conjuntiva. Es la falta de costumbre y desaparece a los 2 o 3 días de su práctica.
  • No debe superarse el tiempo de los 30 segundos en mirar la luz, ya sea inexperto o experimentado.
  • Si lleva gafas o lentillas no es pertinente que se las quite para la practica de la bombilla.
  • Es obligatorio quitarse las gafas a la exposición al sol, ya que producen un efecto de lupa y pueden provocar quemaduras en la retina, al igual que las lentillas, que producen sequedad en la córnea y en algunos casos quemaduras en la periferia.