CÓMO DISTINGUIR LAS ALUCINACIONES

1
505
CÓMO DISTINGUIR LAS ALUCINACIONES
CÓMO DISTINGUIR LAS ALUCINACIONES
CÓMO DISTINGUIR LAS ALUCINACIONES

Las alucinaciones son un trastorno psicosensorial, tienen que ver con una percepción sensorial pero en ausencia del objeto, es decir, que se produce sin los estímulos que normalmente lo desencadenan.

Es decir, la persona realmente experimenta la sensación, por ejemplo que se está quemando, sin embargo, no hay ningún activación (como fuego o algún elemento caliente) que explique su sensación.

La persona siente como real esta experiencia, la cual se diferencia de la ilusión, ya que esta ultima tiene que ver con un interpretación distorsionada de un activación que efectivamente existe.

Las alucinaciones pueden ser experimentadas a través de los diferentes órganos sensoriales, es así, que existen alucinaciones visuales, táctiles, olfativas, auditivas, gustativas, del esquema corporal y motrices.

A continuación, te presentaremos, cómo reconocer las alucinaciones.

Alucinación Auditiva.

Este tipo de alucinación es la que se presenta con más frecuencia. La persona “escucha” sonidos o voces que provienen del exterior, que se encuentran localizadas en el espacio en el cuál se encuentra.

Cómo por ejemplo, escucha que la radio le está hablando directamente a él.

Este tipo de alucinaciones se pueden ver en la esquizofrenia, en la parafrenia y en la psicosis delirante aguda.

La persona que padece dichas alucinaciones las experimenta como reales.

También te interesara:  Los gatos nos protegen y ven el más allá

Alucinación Visual.

Tiene que ver con falsas percepciones visuales, éstas pueden ser simples o complejas. Se puede referir a imágenes móviles o inmóviles, de tamaño natural, chicas o grandes.

Es común, en los delirios alcohólicos las zoopsias que son alucinaciones que refieren a las arañas, víboras, etc.

Generalmente, este tipo de alucinaciones se suelen dar en cuadros orgánicos, pero puede presentarse también en los cuadros agudos de la esquizofrenia y en la psicosis delirante aguda.

Alucinación olfativa y gustativa.

La alucinación olfativa implica la percepción de malos olores, olores raros, como por ejemplo, goma quemada.

Este tipo de alucinaciones tienen una fuerte tonalidad afectiva y son muy representativas de lo que al sujeto le está sucediendo.

La alucinación olfativa suele presentarse conjuntamente con la alucinación gustativa.

Esta última refiere a la percepción de sabores, generalmente se refiere a agrados desagradables, los cuales tienen un alto contenido persecutorio, como por ejemplo que lo quieren envenenar.

Estos tipos de alucinaciones suelen presentarse en la esquizofenia.

Alucinación táctil.

Son aquellas alucinaciones que se presentan a nivel de la piel, implica la percepción de ser tocado, de tener algo en la piel, etc.

Este tipo de alucinaciones son comunes en los delirios alcohólicos y en la esquizofrenia.

La persona siente pinchazos, quemaduras, hormigueo. Es frecuente la sensación que insectos se arrastran debajo de la piel.

También te interesara:  PARÁLISIS DEL SUEÑO O ABDUCCIÓN?

Este tipo de alucinaciones son poco frecuentes en relación a las demás.

Alucinación del esquema corporal.

Tiene que ver con alucinaciones de la sensibilidad general e interna. Este tipo de alucinación es característica de la esquizofrenia, relacionada con el síndrome de despersonalización.

Son comunes también las alucinaciones que refieren a manoseos, violación a distancia, entre otras. Pueden referirse a todo el cuerpo o a algunas partes del mismo. Por ejemplo, puede pensar que tiene dos corazones, o que tienen una mano de metal.

Aunque en la mayoría de los casos citados el problema suele ser de índole mental ( sobretodo debido a alguno de los tipos de esquizofrenia) hay otras causas a explorar.

En primer lugar convendría hacerse una analítica completa. La falta de determinados elementos como el hierro produce alteraciones en el sentido del olfato y del agrado.

La falta de descanso o la ingesta de toxicos pueden llevarnos a sufrir alucinaciones pasajeras.

Otro tipo de alteraciones en el cerebro, como puede ser la epilepsia altera el funcionamiento de nuestros sentidos, y podrían producirse sin siquiera haberse dado un episodio activo de epilepsia con lo que la persona podría desconocer su existencia.

Una exploración neurológica sería adecuada.

Por último, antes de diagnosticar a una persona como esquizofrénica o psicótica, tampoco debemos descartar que simplemente la persona tenga desarrolladas potencialidades “paranormales” que le hagan percibir cosas que el resto no percibe.

También te interesara:  Guía de Parapsicología

En caso de sospechar que ese sea el caso es muy importante ver que tipo de percepciones tiene, y si estas le invitan a dañarse o a dañar a otros, en cuyo caso lo primordial es acudir a un médico especializado.

De no ser así la persona puede tratar de averiguar más sobre sus supuestos “dones” poniendo a prueba su intuición, su videncia, clariaudiencia….

 

 

Estos post se han creado para tu diversión, por lo que no te los tomes todos al pie de la letra, lo que sirve para ti, quizás para otro no... solo diviértete con ellos que es para lo que están creados.

1 Comentario

Comments are closed.