Quieimada para la noche de San Juan.
Quieimada para la noche de San Juan.

CONJURO Y QUIEIMADA PARA LA NOCHE DE SAN JUAN

Aun estás a tiempo para practicar un antiquísimo y rico ritual, especialmente favorecido esta noche, te traemos en este post la receta y el conjuro con el que realizar una Quieimada para la noche de San Juan.

Esta receta puede realizarse cualquier noche del año, aunque hay fechas en las que la magia fluye de forma diferente. La Noche de San Juan (Xoán) que se celebra en la noche del 23 al 24 de junio, es realmente mágica y especial para hacer conjuros, ya que se abre la puerta que nos introduce al conocimiento y a las dimensiones mágicas de la realidad.

Se piensa que el origen de esta tradición se remonta a los siglos XI o XII, coincidiendo con la construcción de la Catedral de Santiago. Aunque se desconoce la procedencia exacta de esta costumbre, lo que sí sabemos es que es milenaria.

Como dijimos cualquier ocasión es buena para preparar una buena Queimada, no solo en la noche de San Juan sino durante todo el año.

Muchos las preparan después de una buena cena a la luz de la noche y acaban tan buena velada con su dulce y embriagador sabor.

En el conjuro de la Queimada se invoca a los 4 elementos (fuego, tierra, agua y aire), deidades fundamentales de la cultura de los druídas y de los ritos célticos, todos quedan simbolizados en el ritual aunque el fuego el elemento clave:

EL FUEGO: Deidad de la purificación.
LA TIERRA: Simbolizada por el pote de barro da Queimada.
EL AGUA: Simbolizada con el aguardiente.
EL AIRE: Sobre el cual se elevarán y danzarán las flamas.

Según la tradición gallega, para espantar a las meigas (brujas), no hay nada mejor que preparar una buena queimada y rereuniónr su conjuro casi al terminar.

CÓMO PREPARAR LA QUEIMADA

INGREDIENTES:

Recipiente de barro cocido
Cucharon de metal
Aguardiente 1 Litro
Azúcar blanco fino 150 gramos
Cortezas de limón

En un recipiente de barro cocido, como los que se utiliza para preparar cazuelas, colocar el azúcar, el aguardiente y la corteza de limón.

Luego, en un recipiente más pequeño (generalmente el cucharón con el que se remueve) se toma aparte una pequeña cantidad de queimada, sin limón (sólo el aguardiente y el azúcar disuelto), se mojan los bordes del cucharón con la bebida y se le prende fuego.

Cuando esté ardiendo se mete el cucharón en el recipiente grande hasta que el fuego se extienda por toda la superficie.

A continuación se revuelve lentamente dejando que suban las flamas del espiritosas y creando cascadas con ellas. (PRECAUCION DE NO QUEMARSE)

A continuación se pone en el cucharón solo azúcar seco y se coloca sobre el fuego de la queimada hasta que este se derrite convirtiéndose en almíbar, que se vierte sobre las flamas y se remueve esto le dará un color ambar.

Se revuelve hasta que consumido el espiritosas la queimada se apague por sí sola. Podemos dejar que arda el tiempo que queramos, eso va en agrados. Cuanto menos se queme más fuerte resulta. Se apaga solo, soplando fuerte o con una tapadera.

IMPORTANTE : Cuando empieza a apagarse, pero mientras el aguardiente aún atempera, se rereunión el «esconxuro» (también flamado conxuro).

Conjuro en español:

Buhos, lechuzas, sapos y brujas.
Demonios maléficos y diablos, espíritus de las nevadas vegas.
Cuervos, salamandras y meigas, hechizos de las curanderas.
Podridas cañas agujereadas, hogar de gusanos y de alimañas.
Fuego de las almas en pena, mal de ojo, negros hechizos, olor de los desencarnados, truenos y rayos.
Ladrido del perro, anuncio de la muerte; hocico del sátiro y pie del conejo.
Pecadora lengua de la mala mujer casada con un hombre viejo.
Infierno de Satán y Belcebú, fuego de los cadáveres en flamas, cuerpos mutilados de los indecentes, pedos de los infernales culos, rugido de la mar embravecida.
Vientre inútil de la mujer soltera, maullar de los gatos en celo, pelo malo y sucio de la cabra mal parida.
Con este cazo levantaré las flamas de este fuego que se asemeja al del infierno, y huirán las brujas a caballo de sus escobas, yéndose a bañar a la playa de las arenas gordas.
¡Oíd, oíd! los rugidos que dan las que no pueden dejar de quemarse en el aguardiente quedando así purificadas.
Y cuando esta queimada baje por nuestras gargantas, quedaremos libres de los males de nuestra alma y de todo embrujamiento.
Fuerzas del aire, tierra, mar y fuego, a vosotros hago esta llquerida: si es verdad que tenéis más poder que la humana gente, aquí y ahora, haced que los espíritus de los amigos que están fuera, participen con nosotros de esta queimada.

CONXURO ORIGINAL:

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas.
Demos, trasgos e diaños, espíritos das nevoadas veigas.
Corvos, pintigas e meigas, feitizos das menciñeiras.
Podres cañotas furadas, fogar dos vermes e alimañas.
Lume das Santas Compañas, mal de ollo, negros meigallos, cheiro dos mortos, tronos e raios.
Oubeo do can, pregón da morte, fociño do sátiro e pé do coello.
Pecadora lingua da mala muller casada cun home vello.
Averno de Satán e Belcebú, lume dos cadáveres atemperantes, corpos mutilados dos indecentes, peidos dos infernais cus, ruxido da mar embravecida.
Barriga inútil da muller solteira, falar dos gatos que andan á xaneira, guedella porca da cabra mal parida.
Con este cullerón levantarei as chamas deste lume que asemella ao do inferno, e fuxirán as bruxas a cabalo das súas escobas, índose bañar na praia das areas gordas.
¡Oíde, oíde! os ruxidos que dan as que non poden deixar de queimarse no augatemperante, quedando así purificadas.
E cando esta queimada baixe polas nosas gorxas, quedaremos libres dos males da nosa alma e de todo embruxamento.
Forzas do ar, terra, mar e lume, a vos fago esta chquerida: si e verdade que tendes mais poder que a humana xente, aquí e agora, facede cos espíritos dos amigos que estan fora, participen con nos desta queimada.