Antiguas prácticas de curación

La importancia de las antiguas practicas de curación es muy grande ya que muchas de esas practicas fueron el origen de los actuales métodos curativos. La medicina actual es una evolución de esas practicas mágicas. Hubo un momento en que magia y ciencia se separaron, por un lado quedaron las practicas de la medicina actual y por otro lado las practicas esotéricas de curación.

La primera fue la que se oficializo, basada en la ciencia materialista, este ejercicio de curar a las personas es muy eficiente. Sin embargo las practicas de curación basadas en la energía y en un concepto holístico del ser humano siguieron existiendo paralelamente a las practicas efectuadas por la medicina tradicional.

Todo lo que esté relacionado con la curación puede interpretarse de manera errónea porque hay muchos intereses en juego, tanto en la ciencia oficial como en la no oficial o alternativa, las practicas deshonestas son comunes.

En el caso de la medicina científica hay una estructura lo suficientemente fuerte como para preservar un poco a los pacientes, en el caso de practicas esotéricas como no hay un corpus legal que las solvente se ven envueltas en diversos engaños y tergiversaciones que lo único que hacen es desacreditarlas.

Sin embargo hay métodos de curación que se basan en antiguos conceptos esotéricos, mágicos y místicos. Este antiguo arte de curar existe y tiene resultados positivos. La ciencia materialista cree que esos resultados son producto de la fe y no se equivoca , sin embargo hay algo más que la fe en los métodos esotéricos de curación, hay un concepto nuevo y diferente al tradicional que ve al hombre como un todo y que considera a la materia como una forma de energía, que es el que actúa para curar.

Algunas de las más antiguas practicas curativas :

Imposición de manos: Este método que todavía se sigue practicando consiste en aplicar las manos sobre las zonas afectadas de un paciente. El procedimiento puede tener distintas formas pero se basa en un principio energético que está relacionado con el introducir o quitar energía en el cuerpo del enfermo.

Este antiguo método fue practicado en todas las épocas y por casi todas las civilizaciones. Es sin embargo muy peligroso ya que un verdadero brujo puedo producir efectos negativos en una persona. Sin embargo un curador puede aplicar las manos y realmente revertir un proceso de enfermedad por medio de la introducción de otro tipo de energía , más pura. La imposición de manos también se practica en la actualidad como una forma de brindar luz a una persona, de quitar el mal del cuerpo, de aplicar Reiki sobre una determinada parte del cuerpo o simplemente como método directo de curación.

Rezos y oraciones: Los rezos y oraciones fueron usados durante todas las épocas y aún hoy se utilizan. El método consiste en invocar a la divinidad o a los seres que se encuentran bajo su tutela para provocar un cambio positivo en el enfermo.

Según esta teoría la enfermedad es un desequilibrio que está en contra de la voluntad y el orden divino. Aplicando por medio del rezo la energía ordenada y luminosa de Dios se logra encauzar el cuerpo y el alma de una persona para que comience un proceso de curación. Los efectos de este método pueden ser inmediatos en muchos casos , las oraciones pueden ser de muchos tipos y pueden decirse de muchas maneras.

Puede ser dicha por una persona que se ocupa de curar o por el mismo paciente. En algunos casos se combina tanto con aplicaciones de los símbolos de la religión bajo la que se está en tutela como de imposición directa de manos.

Método Chamánico: Si bien el método que utilizan algunos chamanes tambien utiliza el rezo o las palabras y la imposición de manos , este método es especial ya que hay un concepto muy interesante que es el que propicia la curación. Este criterio considera que la enfermedad puede ser producto de la intervención de espíritus malignos que se roban la energía del paciente o directamente intervienen para provocarle el mal.

Los chamanes consideran que ellos pueden “sacar” ese mal del cuerpo de las personas. Para hacerlo tienen distintos procedimientos según sea el origen cultural del chaman. Pueden convocar a otros espíritus para sacar el espíritu de la enfermedad, pueden ir al “mas allá” para rescatar la esencia de la persona enferma y volver a lograr el equilibrio, pueden también directamente absorbe el mal de la persona por distintos métodos. Los chamanes verdaderos que tienen una gran cultura que los respalda pueden realmente provocar verdaderas y podersas curaciones.

La curación puede acompañarse con cantos, bailes, lamentaciones, rezos, pases de manos, inhalación de hierbas mágicas o cualquier cosa que el chaman crea apropiada para curar a la persona. En algunos casos pueden tocar al paciente para extraer el mal. La energía del chaman puede bastar para curar a una persona muchas veces. En otros casos el Chaman tiene que establecer una verdadera actividad con los espíritus de la enfermedad.

Mentalización y curación a distancia: Este método que se usa todavía es simple y se basa en el poder de la persona que lo ejerce. La curación a distancia y por meditación en una persona que se quiere curar esta apoyado en que hay personas que poseen el poder de curar a otras.

Esta energía que es curativa de por sí y que parece ser natural en algunos individuas actúa sobre los enfermos provocándoles bienestar y en algunos casos la cura definitiva. El practicante de este método puede curar pensando en la persona , mentalizándola y haciendo que ella se sienta mejor. Esta forma de curar es sin embargo muy rara. La tienen los verdaderos maestros y personas muy evolucionadas. Siendo tan extraña es considerada muchas veces como podersa y en cierta forma lo es, ya que un poder parece ser lo que sucede sin que entendamos las causas originales.